logo


28 mayo 2020,

Han pasado más de dos meses de la eclosión de la Pandemia de la Covid 19, probablemente la crisis global, transversal y más disruptiva que recordemos.

Esta crisis puede/debe dejar varios aprendizajes colectivos:

A lo largo de esta crisis, hemos pasado miedo, hemos comprobado nuestra propia fragilidad recordándonos que sólo somos sapiens, una espacie más, Que la vida y la forma de vida conocida, no es eterna ni esta per sé garantiza, que un día dejaremos paso a otras especies, y el mundo continuará sin nosotros, precisamente porque el mundo no somos nosotros. La percepción de lo que entendemos por calidad de vida se ha transformado, de hecho, la pandemia ha colocado por primera vez a la salud entre los cuatro primeros problemas de Euskadi (Encuesta semestral- Deustobarómetro, Universidad de Deusto), el informe revela que lo que más inquieta sobre la crisis de la Covid 19 a las y los vascos son sus efectos sanitarios (62,5%), seguidos de los económicos (38,9%), el paro (37,5%) y la sanidad (18,5%), el quinto puesto es para las condiciones laborales (14,1%). Estudio realizado entre el 5-15 mayo 2020.

Y en medio de este contexto, donde hemos reordenado la escala de prioridades vitales, donde tenemos más claro que nunca la importancia de la salud, donde la calidad de vida se ha redefinido, y empezamos a volver a recuperar ciertas libertades en este progresivo desescalado hacia eso que llaman “nueva realidad”, es el momento de reivindicar la importancia del Deporte en la sociedad a la que nos dirigimos.

Hoy, ya no basta con reconocer y recordar los beneficios que la práctica habitual de actividad física genera al conjunto de la ciudadanía en todas sus vertientes: salud física, metabólica, emocional, económica…, Todos ellos beneficios, que en un contexto de crisis sanitaria como el actual, son más relevantes que nunca.

Limitarnos a recordar lo que ya sabemos, sería demasiado conformista, más cuando la ciudadanía ha demostrado, en el período más duro de confinamiento, que necesita y demanda movimiento y actividad física, ubicando su práctica como una necesidad propia de los escalones más bajos de la pirámide de Maslow.

Ahora debemos dar un paso al frente, toca que todas las personas, entidades, agentes públicos y privados que vivimos, sentimos y trabajamos en torno al deporte, alcemos la voz, seamos visibles, reclamemos que el sector deporte, esté en la agenda pública, tenga presencia real y no sólo testimonial en la hoja de ruta de reconstrucción del sistema de calidad de vida post Covid 19.

Esto debe realizarse sin dejar a nadie fuera, los sistemas de protección social deben alcanzar también a la actividad física de la población. Sabemos que la inactividad física afecta más a las personas en riesgo de exclusión social y que, de esta manera, se ven privados de una mejor salud, interacción social y acceso a los espacios y servicios públicos y privados. En este contexto de crisis sanitaria, social y económica, la actividad física va a resultar un eje importante para evitar la creciente desigualdad y recuperar la autoestima individual y colectiva.

Y eso, debe iniciarse ya, partiendo por reconocer como nuestro sector debe ser parte de la solución actual, somos un sector vinculado al cuidado de la salud y la calidad de vida en un contexto de crisis sanitaria, por ello, debemos ser un sector a consultar, impulsar, reconocer y estimular.

Es el momento de plantear estrategias sólidas, progresivas, escalables y cohesionadas, para promocionar y universalizar la práctica de actividad física al conjunto de la ciudadanía, desde la etapa escolar; garantizando el aumento de horas de educación física en las aulas, hasta la práctica de las personas de edad avanzada y su vínculo con la “silver economy”. Estas estrategias deben abordarse de manera transversal, incorporando la actividad física en todas las políticas, es momento para la movilidad activa, para la incorporación de pautas de ejercicio en el ámbito escolar y laboral, para las políticas sociales a través de la actividad física, para el fomento del empleo joven, y esto implica a distintas áreas de la sociedad.

Es momento de la coherencia, sabemos que la inactividad física es el 4º factor de riesgo de mortalidad global y que puede estar implicada en 3,2 millones de muertes en el mundo. Estos datos de la Organización Mundial de la Salud quedan reforzados por una cifra alarmante: se calcula que un 23% de los adultos y un 81% de los adolescentes, no son suficientemente activos.

Sabemos que el deporte, la práctica regular de actividad física, es la mejor inversión posible, es la polipíldora en la prevención del riesgo cardiovascular, de algunas de las enfermedades metabólicas, y de hasta 26 destacadas patologías.

La inactividad física, causa enfermedades crónicas y un entorno obesogénico que constituye un problema de salud pública.

A pesar de ello, la práctica de actividad física sigue teniendo un tipo impositivo (IVA) de un 21%, el mismo que el tabaco, el alcohol…

No podemos tolerar los niveles de sedentarismo y obesidad que se están publicando.

El 25% de a población en España es obesa, uno de cada tres niños/niñas españoles tiene problema de exceso de peso, el crecimiento de esta enfermedad es tan acelerado como en Estados Unidos, es el segundo país de Europa por número de casos de la considerada “pandemia del siglo XXI” por detrás de Reino Unido. Urge Actuar, o volveremos a enfrentarnos a una.

Lo que si esperamos, es que parte de lo acontecido, haya posibilitado la suficiente consciencia colectiva y política para posibilitar mejorar nuestro enfoque, ajustar nuestro rumbo y dotarnos de las estrategias y herramientas necesarias para mejorar como sociedad, evitando en la medida de lo posible la aparición de nuevas pandemias futuras y/o preparándonos para afrontarlas con mayores garantías.

Aprovechemos para reivindicar que para ambos retos se cuente con todo el sector deporte, como un aliado clave, fiable, eficiente, amable y necesario en la mejora de la salud y calidad de vida del conjunto de la ciudadania.

#PorqueHoyMásQueNuncaSomosParteDeLaSolución

#HazDeportePracticaSalud

#Mugimentpertsonaaktiboak

KAIT

Kirol Arlorako Iritzi Taldea- Asociación Vasca de Gestores del Deporte